Sorpresa: comer nos produce placer dos veces, no una como se creía

Un estudio develó que el cerebro libera dos descargas de dopamina cuando ingerimos un alimento y no una como se suponía hasta ahora.

Todos hemos experimentado cómo un buen ágape, desde un guiso de la abuela hasta un pastel, hace que nos embargue una placentera sensación. Ese placer que experimentamos al comer está mediado por una hormona, llamada dopamina, que nuestro cerebro segrega en diferentes cantidades cuando ingerimos alimentos para recompensarnos y propiciar que queramos comer de nuevo. Así, se garantiza nuestra supervivencia. Lo mismo ocurre con el sexo o con las conductas sociales.

Continue reading