Las frutas y verduras que debes comer en otoño

Esta deliciosa lista de frutas y verduras de temporada te va a hacer amar el otoño.

Frutas de la temporada de otoño

Palta/Aguacate
Es la fruta mágica: lleva unos años más de moda que nunca y con razón. Gracias a su alta concentración en ácidos grasos monoinsaturados, fibra y antioxidantes, el aguacate puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y a regular el colesterol. Además, es muy saciante. Es en la temporada de otoño cuando alcanza su esplendor, aunque la podemos encontrar todo el año. Por cierto, ¿sabes preparar guacamole?

Caqui
En España también se conoce al caqui como palo santo. Si se consume maduro, es muy rico en fibras; si aún no está en su punto puede provocar el efecto contrario. También destaca su contenido en vitamina E y caroteno.

Granada
Sus granos rojos llenos de zumo tienen un poder antioxidante importante, lo que la convierten en una fruta de otoño ideal para combatir el envejecimiento prematuro de las células.

Chirimoya
Fruta tropical exquisita, la chirimoya es baja en grasas y rica en vitaminas B y C. Para disfrutar de toda su dulzura, hay que consumirla madura.

Kiwi
Las propiedades del kiwi no caben en este artículo, así que destacaremos tres efectos muy positivos que tiene está fruta que en otoño empieza a estar en su mejor momento. La primera: aporta mucha vitamina C, por lo tanto es antioxidante y ayuda a absorber el hierro. La segunda: contiene mucha fibra, así que es laxante. La tercera: es bajísimo en calorías, por eso es ideal en una dieta de adelgazamiento.

Manzana
Consumimos manzanas todo el año, pero es en otoño cuando están mejor. Dicen que es la fruta más completa y es famoso el refrán: “una manzana al día, del médico te libraría”. Es baja en calorías, ayuda a reducir el colesterol y es altamente antioxidante. Si la consumes con piel es una excelente aliada contra el estreñimiento.

Pera
Destaca su aporte de azúcares, fibra, minerales como el potasio y taninos de acción astringente. Es muy adecuada en caso de estreñimiento y, por su suave efecto diurético, en caso de retención de líquidos.

Uva
La fruta del otoño por excelencia. La uva, sobre todo la negra, es interesante porque es rica en polifenoles (resveratrol, quercetina, antocianos, etc.), que protegen las paredes de los vasos sanguíneos y ralentizan la oxidación del colesterol.

Higo
Desde verano están presentes en las fruterías, pero en otoño aún colean. Son muy ricos en fibra, y los secos todavía lo son más. También contienen muchos minerales y se distinguen por aportar una buena cantidad de calcio, magnesio y potasio. Siempre se ha dicho que el higo es muy nutritivo, diurético y laxante, por lo tanto, también es depurativo.

Verduras de la temporada de otoño

Acelgas
Las acelgas son nutritivas, ligeras y cuentan con vitaminas que mejoran la salud. Es el caso de los folatos, que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos y fortalecen las defensas. También contienen betacarotenos, necesarios prevenir enfermedades de la piel, el cabello, las mucosas o la vista.

Alcachofa
La alcachofa es una hortaliza deliciosa que tiene propiedades digestivas muy curiosas y desde antaño conocidas. Aporta fibra y minerales, y por ello es bueno tomarla de forma regular cuando es temporada, o sea, ahora en otoño.

Berenjena
Está compuesta mayoritariamente por agua, por lo que tiene un bajo nivel de calorías, lo que la hace imprescindible en dietas para pérdida de peso. Además es rica en fibra: depura el organismo, ayuda a eliminar toxinas y absorbe el colesterol malo. Su alta concentración en hierro y magnesio hace que la ingesta de una berenjena aporte el 15% de la cantidad diaria recomendada de los mismos.

Brócoli
El brócoli pertenece a la familia de las verduras crucíferas, como la coliflor o las coles de Bruselas. Aporta fibra y proteínas y es súper rico en vitamina C.

Calabaza
La calabaza aporta poderosos beneficios, entre los que destacan su poder antioxidante y sus anti-radicales libres, presentes gracias a su aporte de vitamina A y carotenos antioxidantes, particularmente alfa y beta carotenos, que son una buena fuente de vitaminas C, K y E, y una gran cantidad de minerales, como el magnesio, el potasio y el hierro.

Col lombarda
La col lombarda es rica en antocianinas, pigmentos polifenólicos de color rojo o violeta que protegen el organismo.

Coliflor
Es altamente fibrosa, por lo que ayuda a la digestión, es antiinflamatoria, ayuda en determinadas enfermedades intestinales, también posee una alta cantidad de antioxidantes, ácido fólico (imprescindible durante el embarazo), protege el corazón y además es baja en calorías.

Endibia
Contiene una gran cantidad de fibra (4,5 g por cada endibia) y minerales. Predomina el potasio (efecto diurético) por encima del calcio. La endibia también aporta oligoelementos.

Puerro
El puerro es una hortaliza baja en calorías ya que es rico en agua. Aporta una importante cantidad de fibra y, por ello, estimula el tránsito intestinal. Su aporte de minerales es interesante, sobre todo en lo referente al hierro y al calcio.

 

Fuente: objetivobienestar.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *